Por qué es importante vacunar a nuestas mascotas contra la rabia.
PORQUE VACUNAR MASCOTAS CONTRA LA RABIA PARA VIAJAR
 
INICIO
 
POR QUÉ HAY QUE VACUNAR A NUESTRAS MASCOTAS CONTRA LA RABIA PARA VIAJAR
La vacunación contra la rabia es un requisito común para viajar con mascotas en muchos lugares del mundo. La razón principal es que la rabia es una enfermedad viral grave que afecta a mamíferos, incluyendo a los humanos, y es mortal una vez que aparecen los síntomas.

Cuando viajas con tu mascota, es posible que te encuentres con diferentes animales y ambientes que podrían aumentar el riesgo de exposición a la rabia. Al exigir la vacunación contra la rabia, las autoridades buscan prevenir la propagación de la enfermedad y proteger tanto a los animales como a las personas.

Además, en muchos lugares, la vacunación contra la rabia es un requisito legal para la importación y exportación de animales. Al cumplir con estos requisitos, contribuyes a mantener la salud pública y a prevenir la propagación de enfermedades.

Recuerda que las regulaciones específicas pueden variar según el país o la región, por lo que es importante informarse sobre los requisitos de vacunación y documentación antes de viajar con tu mascota. También es aconsejable consultar con un veterinario para asegurarte de cumplir con todas las medidas necesarias para el bienestar de tu mascota y la seguridad de quienes te rodean.
 
Por qué es importante vacunar contra la rabia las mascotas
La vacunación de los perros es la mejor estrategia para prevenir la rabia en el ser humano y aunque España es un territorio libre de la enfermedad desde 1978 no debemos bajar la guardia, el ser un lugar de paso y estar cerca de países donde la rabia no está erradicada nos hace vulnerables.
La rabia, encefalomielitis aguda e incurable, es una enfermedad zoonótica provocada por el virus del género Lyssavirus que produce anualmente la muerte de más de 55000 personas en todo el mundo.
El principal vector de la rabia es el perro, provocando el 99% de los casos de transmisión en el ser humano, por lo que para prevenir los casos mortales en el hombre, la prioridad ha de ser la lucha frente a la enfermedad en los perros.
Aunque la península ibérica es un territorio libre de rabia desde 1978 y  se habían dado casos únicamente  de forma esporádica en perros en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, debido a la permeabilidad que existe en sus fronteras con el reino de Marruecos, donde la enfermedad sigue presente..
En el año 2013 se produjo un caso de rabia en España de un perro que había estado un periodo de cuatro meses en Marruecos, de igual forma en  el año 2004 se  confirmaron varios casos de rabia en perros procedentes de Marruecos que han desarrollado la enfermedad al llegar a Francia después de pasar por la península
La cercanía del Norte de África, donde la enfermedad es endémica, el aumento de los movimientos de personas y animales entre los dos continentes y la libre circulación de personas y mercancías entre los países de la UE permite con facilidad la entrada de animales, habiéndose constatado un aumento del tráfico ilegal de mascotas provenientes de los países del Este de Europa, donde se describen casos de rabia en animales domésticos (principalmente perros y gatos).
La eliminación de la enfermedad como zoonosis, depende de su control y erradicación en los mamíferos implicados en su ciclo de transmisión. En este sentido, ninguna medida ha ayudado tanto a reducir la incidencia de la rabia en el hombre como la vacunación masiva de perros domésticos. Se ha demostrado que la vacunación del 70-80% de los perros de una población determinada, bloquea la ocurrencia de epidemias de rabia, siendo estas las cifras de inmunización recomendadas los la OMS.
En la actualidad el 40% de las familias españolas tienen mascotas y protegiéndolas a ellas evitamos la transmisión de la enfermedad.